Definición: La teoría de lo fantástico según Todorov.

Definición: La teoría de lo fantástico según Todorov.

1822
0
Compartir

Todorov, en su teoría de lo fantástico, propone que aquello denominado fantástico es aquello que lleva a vacilar[1] al personaje y al lector, éste último debe vacilar siempre para que el texto sea fantástico, y es su primera condición. La vacilación, tanto del personaje, como del lector, se encuentra establecida por un elemento misterio que va de lo real a lo ilusorio. Asimismo, existen fórmulas que apuntan hacia lo fantástico, éstas generalmente son modales o imperfectivos[2] como: “casi llegué a pensar…”, “por poco creí…”.

Por otro lado, en cuanto a los géneros, Todorov señala que se encuentran establecidos desde un punto de equilibro que es lo fantástico puro. De este modo, los géneros pueden inclinarse hacia lo extraño[3] o hacia lo maravilloso[4], no sin antes encontrarse con lo fantástico extraño[5], y lo fantástico maravilloso[6].

[1] “Lo fantástico es la vacilación que experimenta un ser que sólo conoce la leyes naturales, ante un acontecimiento al parecer sobrenatural” (Todorov, 1970, p.24).

[2] En el imperfectivo, “la continuidad es posible, pero por regla general poco probable”, el modal “indica la incertidumbre en que se encuentra el sujeto que habla” (Ibid, ib. p.38).

[3] Lo extraño cumple solo una condición de lo fantástico: “la descripción de ciertas reacciones: en lo particular el miedo” (Ibid, ib., p.46).

[4] “Los elementos particulares no provocan ninguna reacción particular ni en los personajes, ni en el lector implícito” (Ibid, ib. p.54).

[5] “Los acontecimientos que parecen sobrenaturales a lo largo del relato reciben al final una explicación racional” (Ibid, ib. p.54).

[6] “[…] clase de relatos que se presentan como fantásticos y que terminan con la aceptación de lo sobrenatural” (Ibid, ib. p.54).

Referencias:

Todorov, T. (1970), “Definición de lo fantástico”, “Lo extraño y lo maravilloso” En Introducción a la literatura fantástica. México: Ediciones Coyoacán.